Esta iniciativa perdería mucho si la centramos en algún grupo o denominación concreta. La idea es presentar el cuerpo de Cristo en España unido en oración. Nada más. No hay nacionalismos, partidismos ni denominacionalismos. Por ello, no vamos a tratar de relacionar esta iniciativa con nadie en particular. La verdadera fuerza y sentido se la da la suma de todos los participantes.

           Además de esto existe un Consejo Facilitador formado por un equipo de entre 3 a 5 personas que son las que hacen el trabajo práctico de campo, como la promoción, planificación, logística, etc… que culminará con la realización del propio acto el segundo sábado de junio de cada año.

          Entonces, ¿quiénes son los verdaderos protagonistas? Pues lógicamente los protagonistas no son otros sino los que nos vamos sumando cada día a este plan en esta página web, y los que estaremos allí orando y clamando por nuestra nación.